miércoles, 29 de abril de 2009

EVANGELISMO URBANO

1. ESTRATEGIA DEL EVANGELISMO URBANO

DEFINICIÓN. Evangelismo urbano es la labor evangelística y misionera de la iglesia local al proclamar el evangelio en los centros de población multitudinaria con el fin de traer a los hombres a una fe regeneradora en el Señor Jesucristo, al bautismo y a un discipulado efectivo.

ONCE OBSTÁCULOS INTERNOS AL EVANGELISMO URBANO.

INDOLENCIA IMPERDONABLE. Tener una escasa comprensión del proceso de urbanización.
CONFORMISMO PERPETUO. Centrar los planes y los trabajos en mantener las estructuras internas.
TRADICIONALISMO ESTANCADO. Cultivar las estrategias y los métodos del pasado sin ninguna evaluación.
INTROVERSIÓN MORTAL. Preocuparse por las necesidades propias de los miembros hasta disminuir la preocupación por ganar a otras personas para la vida eterna.
PREJUICIOS SOCIALES. Identificarse con un estrato social hasta pasar por alto otros niveles sociales.
TENSIONES INTERNAS. Inhibir los esfuerzos de la congregación por causa de pugnas entre el liderazgo.
INACTIVIDAD LAICA. Faltar en conseguir la participación de los laicos.
PROCLAMACIÓN DEFICIENTE. No pedir de la gente lo que Dios le demanda.
PREDICACIÓN INCOMPLETA. Dejar de insistir en una entrega intelectual, emocional y volitiva a Cristo.
ASPIRACIÓN EQUIVOCADA. Pensar que la perfección en la calidad de las cosas es un paso previo a la multiplicación en el número de conversiones.
TEOLOGÍA PARCIAL. Hacer mucho para lograr la conversión personal pero poco para el desarrollo espiritual.

2. TRES ESTRUCTURAS DEL CRECIMIENTO URBANO DE LA IGLESIA.

ESTRUCTURAS ACTUALES (ESTÉRILES). LA INSTITUCIONALIZACION DE LA IGLESIA.

MÉTODOS INAMOVILES. Los métodos de trabajo cristalizan como fines en sí sin llenar necesidades específicas en lugares determinados.
AUTOCONSERVACION PERNICIOSA. Las estructuras del pasado se mantienen a toda costa, sin cambiar ningún aspecto.
FIDELIDAD EQUIVOCADA. La fidelidad cristiana es medida en términos de la lealtad a la institución.
OBJETIVOS ANTIESCRITUALES. Los esfuerzos no se dirigen a resolver los detalles de una evangelización dinámica y eficaz, sino a implementar organizaciones capaces de perpetuar la vida de la institución.

3. ESTRUCTURAS DIVERGENTES (RADICALES) LA POLARIZACIÓN DE LA IGLESIA.

CONSERVADORA. Nunca se cambia ninguna estructura
PERFECCIONISTA. Se cambian todas las estructuras de inmediato,
LA NO-ESTRUCTURA. Se quita toda estructura.


4. ESTRUCTURAS FUTURAS (FUNCIONALES Y FLEXIBLES). LA RENOVACIÓN DE LA IGLESIA.

El Nuevo Testamento impone únicamente ocho declaraciones acerca de la política de la iglesia como tal.
a. Las congregaciones deben existir, y ellas están formadas de cristianos bautizados por inmersión.
b. Estas congregaciones tienen sus reuniones de un modo especial en el primer día de la semana.
c. Debe haber oficiales de la iglesia quienes tienen responsabilidad dentro de cada iglesia local.
d. Debe haber diáconos responsables en cuanto a la comunidad de la iglesia, y en cuanto al rebaño.
e. La iglesia debe tener en cuenta la disciplina con seriedad.
f. Hay calificaciones específicas en cuanto a los pastores y los diáconos.
g. Debe haber más amplio compañerismo, compuesto de hermandad entre las iglesias locales autónomas.
h. Se deben practicar las dos ordenanzas neotestamentarias: el bautismo por inmersión y la cena del Señor.

5. CUATRO FACTORES DEL ADIESTRAMIENTO PARA LA EVANGELIZACION

ADIESTRAMIENTO PREVIO para similar lo que se va a hacer en el campo,
PARTICIPACIÓN ACTIVA de cada integrante en el trabajo de la evangelización.
CONTACTO PERSONAL con personas ajenas de la iglesia para compartir una clara exposición del mensaje de Dios.
TESTIMONIO RESPONSABLE de lo que Dios está haciendo ahora en su propia vida.

6. CINCO DIRECTRICES ESENCIALES HACIA UN POSITIVO CAMBIO DE ACTITUD

UN IMPERATIVO BÍBLICO. Poner el acento principal en hacer discípulos, no en mantener instituciones.
UNA PRESENTACIÓN ADECUADA. Propagar el evangelio en una forma adecuada al momento y a las circunstancias de estos días.
UNA CREATIVIDAD EXPERIMENTAL. No perder el espíritu de la experimentación con el fin de descubrir lo eficaz y lo funcional.
UNA METODOLOGÍA PENETRANTE. Patrocinar relaciones de cultivo entre los creyentes y la gente que no va a los templos, más allá de las paredes del edificio.
UNA MEMBRESIA COMPROMETIDA. Colocar a los miembros en sus varios ministerios, capacitados según sus dones espirituales.

7. SEIS CLAVES A LAS CIUDADES
Por Donald A. McGavran

Existe duda acerca de los métodos para comunicar la fe cristiana en las ciudades de la América Latina. Sin embargo, a base de las investigaciones efectuadas en algunos sectores de mundo se sugieren seis claves a las ciudades. Son principios generales que pueden adaptarse a las circunstancias específicas. Se ofrecen estas ideas para que los siervos de Dios que luchan diariamente con los problemas de iglesias urbanas las desarrollen.

CLAVE 1. DAR ÉNFASIS A IGLESIAS EN LAS CASAS.

Cuando la iglesia empieza a crecer en las ciudades se forman grupos de evangélicos. Cada individuo, familia o grupo más grande tiene que buscar un sitio para adorar a Dios y aprender más de El. Muchos de los cristianos nuevos no tienen interés en ir a la iglesia en el sitio cercano en que se reúnen. La manera más fácil es comprar un terreno y erigir una iglesia o sala. Es decir, es la manera más fácil si los fondos están disponibles. Si los hermanos creen que cada congregación debe tener su edificio propio designado para cultos, el progreso de la Iglesia está limitado según los fondos. Pero aun fuera del problema económico hay otra desventaja en ciertos sectores en comprar o arrendar un edificio y poner un rótulo identificándolo como casa evangélica. Tal lugar de cultos a veces desafía la oposición.

Los Discípulos de Cristo en Puerto Rico se gozaban de un crecimiento vigoroso en un número de iglesias en hogares. Estos grupos empezaban como estudios bíblicos a que una familia evangélica invitó a sus vecinos, o como células de oración en que algunas familias evangélicas se reunieron semanalmente. Otras congregaciones se iniciaron como escuelas dominicales que los laicos dirigieron una noche a la semana o como congregaciones satélites de una iglesia central para reuniones los domingos. Muchas de tales congregaciones siguieron sin gasto alguno fuera de los recursos de su propio grupo. Las que prosperaron bajo líderes laicos edificaron cabañas y empezaron a tener cultos, primeramente el domingo por la noche y luego también en la mañana. Algunas de estas congregaciones prosperaron y llegaron a ser iglesias fuertes.

La iglesia que se reúne en una casa tiene algunas desventajas. Si no crece el grupo, se cansan de tener reuniones por años en condiciones inadecuadas. Solamente los que tienen amistad con el dueño asistirán a los cultos en su casa. Los daños que sufre una casa pueden ser considerables. Sin embargo tanto crecimiento ha ocurrido en lugares de esta naturaleza que debemos considerar el método no solamente para iniciar una iglesia en un pueblo o barrio sino para la extensión de una iglesia establecida. Hay que recordar que la Iglesia Primitiva se reunió en hogares por los primeros setenta años de su existencia.

CLAVE 2. DESARROLLAR LÍDERES LAICOS Y VOLUNTARIOS.

Los laicos siempre han jugado un papel importante en la expansión de la iglesia. Un secreto del crecimiento de las iglesias en unas ciudades de Chile y del Brasil es que son movimientos laicos. Cuando obreros, empleados, artesanos o choferes enseñan la Biblia, guían en oración, cuentan lo que Dios ha hecho a su favor, exhortan a los hermanos, la fe evangélica parece y suena algo natural a los hombres. Lo que les falta de preparación y cultura a estos obreros que ganan la vida como los demás, importa menos que su contacto íntimo diario con su propio pueblo. Ningún obrero pagado de afuera puede conocer el barrio tanto o influir tanto en sus miembros.

Algunos de los nuevos convertidos tienen alguna capacidad para ser líderes. Hay que descubrir y desarrollar estas capacidades por medio de la práctica. Uno de los aspectos más importantes en la dirección de los líderes laicos es animarlos y apoyarlos para que tengan confianza. Dios ha dado muchos dones a la iglesia. La buena mayordomía cristiana exige que se desarrollen todos los dones que están distribuidos entre los miembros. Nuestra meta es que todos los hombres lleguen a ser discípulos de Cristo y miembros responsables de su iglesia.

CLAVE 3. RECONOCER SECTORES DIFÍCILES DE LA POBLACIÓN.

La tercera clave es reconocer que los sectores de la ciudad son de segmentos, unos abiertos, otros indiferentes y otros hostiles al evangelio. El siervo obediente e inteligente reconoce este hecho y hace sus planes a la luz de las realidades de su situación.

Lo cierto es que no sabemos que un sector de la población es hostil a la fe evangélica hasta que tratamos de penetrarlo con el evangelio. Pero si dentro de un año no es posible reunir por lo menos cinco familias convertidas sería mejor concentrar los esfuerzos de la iglesia en otro lugar. Esta regla se aplica particularmente cuando trabajamos entre personas muy cultas y amables. Queremos convencernos de que Dios nos ha mandado para trabajar entre ellos. Pero, en especial entre la clase media, es muy posible hacer muchos amigos y pocos convertidos. Seamos conscientes de este peligro de gastar mucho tiempo en actividades amenas pero con pocos resultados concretos.

La resistencia a veces surge por los dueños de la propiedad. Un misionero trabajó por cinco años en la ciudad de Sao Paulo con muy pocos resultados. Al fin descubrió que las casas en ese sector de la ciudad estaban construidas en terrenos que pertenecían a la Iglesia Católica Romana. Hacerse evangélico significaba perder el hogar.

CLAVE 4. ENFOCAR EN LOS PUEBLOS RECEPTIVOS.

El mosaico de la ciudad tiene unidades abiertas. El problema es encontrarlas. Varían de una ciudad a otra. Y aun en la misma ciudad la receptividad y la capacidad de la iglesia para cosechar los campos blancos fluctúan.

Un grupo que normalmente se ha mostrado receptivo es el de los recién llegados del campo. Por una generación son campesinos de corazón. Por lo general viven en barrios con otros de orígenes similares. Tienen hambre de compañerismo y están formando nuevas relaciones de todo tipo. Pero sería un error entrar con programas financiados con fondos de afuera. Programas paternales no crean iglesias estables y autóctonas. Esta es la mejor manera de establecer pegueñas congregaciones dependientes de otros.

CLAVE 5. RESOLVER LA BARRERA DE LA PROPIEDAD

Las congregaciones necesitan un lugar para sus reuniones y las iglesias en casas proveen un patrón con que empezar. Pero en los barrios más humildes no hay casas con salas amplias. A menos que se encuentre alguna manera para conseguir un local más adecuado, la multiplicación de células de cristianos se hace muy difícil. La manera más común de resolver este problema es conseguir un lote o el rincón de un terreno y edificar una cabaña. Estas son las primeras iglesias. Mientras crece, la congregación puede construir edificios siempre mejores hasta edificar al fin un templo grande y permanente.

Arrendar una sala es otra posibilidad. Aun una iglesia de 3,000 miembros de la Iglesia Brasil para Cristo se reúne en un edificio gue era una bodega. Una combinación de muchas iglesias en las casas, salas arrendadas y una iglesia "madre" con un edificio grande parece resultar bien para las Asambleas de Dios en el Brasil. En cambio en El Salvador donde el promedio de las congregaciones es de doce miembros con doce creyentes no-bautizados más y sus hijos, las Asambleas dependen mayormente de iglesias en casas.

Muchos están buscando la manera en que la iglesia con bastantes recursos en algunas partes del mundo puede ayudar a las iglesias de la América Latina a eliminar esta barrera de terrenos de alto precio y los costos altos de construcción. Cuando hay fondos del exterior es relativamente fácil comprar un terreno y edificar una iglesia. Pero, aunque aparentemente algunos no lo creen, los fondos de las iglesias en los Estados Unidos tienen un limite también. Si se establece un sistema de adquirir iglesias, las denominaciones tendrán que limitar su extensión, tal vez a una congregación cada año, o cada dos años. Además se da la impresión de que hacerse evangélico quiere decir recibir ayuda del extranjero.

Hay muchas maneras por las cuales las misiones e iglesias han tratado de solucionar este problema. La única regla fija que se puede ofrecer es la flexibilidad. Lo que resulta en una situación no necesariamente sería lo mejor para otras circunstancias aun dentro del mismo país. Una de las consideraciones más importantes es la velocidad del crecimiento de la congregación. Una iglesia que crece constantemente, pronto tendrá los recursos y el ánimo para solucionar su problema de local. Entonces el problema mayor no es el del edificio, sino cómo promover el crecimiento rápido y sólido. Cuando esto se resuelve, el problema del edificio está también resuelto en un alto porcentaje.

CLAVE 6. COMUNICAR UNA FE POSITIVA Y CONVENCIDA.

El primer motivo por la conquista de las ciudades del mundo antiguo fue una fe intensa. Esta fe brilla de las páginas del Nuevo Testamento. La primera expansión de la fe surgió por la opresión que expulsó a los discípulos de la ciudad de Jerusalén. La Iglesia Primitiva se caracterizaba por hombres y mujeres listos a morir por su fe.

La extensión del cristianismo por las poblaciones urbanas no fue por la sabiduría humana. Los creyentes se cometieron a Dios, creyeron en su revelación, aceptaron a Cristo como su Salvador y Señor, recibieron el Espíritu Santo y como nuevas criaturas con la esperanza de cielos nuevos y una tierra nueva, guardaban y comunicaban la fe, costara lo que costara.

No hay comentarios: